Almería lucha contra reloj para salvar el Toblerone

 

"El Toblerone" vista de las naves.

Informativo CanalSUR

Los trabajos para derribar el antiguo silo de mineral de hierro de la Compañía Andaluza de Minas en Almería, conocido popularmente como “El Toblerone”, han comenzado ya, pero la sociedad almeriense ha iniciado una marcha contra reloj para evitar la pérdida de una de las figuras más reconocibles de la ciudad.

Después de que este fin de semana se supiera que la propietaria de los terrenos en los que se asienta el inmueble, Suncrest, iba a comenzar su demolición, miembros de la Plataforma “Salvemos El Toblerone” y “Toblerone Vivo” iniciaron una carrera en la que activistas de ambos grupos han llevado a cabo todo tipo de movilizaciones para llamar la atención de los almerienses.

Encaramarse al alféizar perimetral de “El Toblerone” para desplegar una pancarta; solicitar a los operarios que estaban en el edificio los permisos de demolición; denunciar públicamente el proyecto urbanístico que se pretende asentar sobre la superficie o solicitar reuniones de urgencia con la delegada de Cultura han sido algunas de las medidas puestas en marcha.

Mientras, las reacciones no dejan de sucederse, como la del presidente de Suncrest, Joaquín Salvador Padillo, que ha remitido a los medios de comunicación un comunicado en el que recuerda que “ninguna institución ni entidad, ni las dotadas de competencias para ello ni las que no las tienen, han avanzado en absoluto en un posible proceso de declaración de bien cultural” de “El Toblerone”.

Padillo ha recordado que su desmantelamiento comenzó con la aprobación del Plan General de 1998, que lo “señaló como elemento obstaculizador del desarrollo, la integración y las comunicaciones de la ciudad” y que “incluyó en su día el acuerdo de todas las administraciones implicadas, desde el Gobierno central a la Junta de Andalucía, las asociaciones empresariales y sindicales, el Ayuntamiento de Almería y el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias Adif”.

Atrás queda un año de trabajo para preservar la figura de “El Toblerone“, una labor posible gracias a las redes sociales como Facebook, que apostó por convertirlo en un centro sociocultural para Almería, en lugar de la actuación prevista en un plan especial, informado de forma favorable por el Ministerio de Fomento, que daba luz verde a la construcción de edificios de hasta catorce plantas para sustituir la antigua nave destinada a almacenar el mineral de las minas de Alquife.

Para defender su postura, las plataformas solicitaron la redacción de un informe técnico sobre el valor patrimonial de la nave, que será elaborado por Julián Sobrino, doctor en Historia y Coordinador de Investigación del Departamento de Historia, Teoría y Composición Arquitectónicas de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Sevilla.

Este estudio sirvió como argumento para la solicitud presentada el 16 de mayo de 2012 en el Registro General de la Delegación de Cultura, para que dicha institución iniciase los trámites que permitan declarar como Lugar de Interés Industrial, una protección recogida en la Ley de Patrimonio Histórico de Andalucía de 2007 y que hubiese permitido la conservación y rehabilitación del inmueble y su aprovechamiento social por los almerienses.

En este escrito se solicitó además que en la valoración y diagnóstico que sobre el silo han de realizar los técnicos de cultura, se tuviese en cuenta a éste como un elemento más de un paisaje industrial singular que ya cuenta con dos BIC (la antigua estación de ferrocarril y el cable inglés), así como con otros elementos de interconexión como el entramado de vías ferroviarias y el cargadero francés.

Pocos cambios ha habido desde entonces y en marzo los defensores de “El Toblerone” esperaban aún el pronunciamiento de la Junta de Andalucía y anunciaban que se encontraban en plena fase de estudio del nuevo PGOU de Almería, para presentar las alegaciones oportunas.

“El Toblerone” parece condenado de muerte, con una pena a punto de ejecutarse y que únicamente un salvoconducto de última hora podría evitar algo que, al menos por ahora, no parece que vaya a tener lugar.

El Toblerone vista de las naves fuente plataforma Salvemos el toblerone

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s